La madera de haya se usa desde la antigüedad pero con diferentes fines a los que se usa actualmente. En el pasado, se utilizaba como combustible por su facilidad de arder y su elevado poder calorífico. También, debido a su facilidad para doblarse sin romperse fue utilizada para la confección de aros, cedazos y otras piezas en forma circular. Pero es desde el siglo XVIII cuando comienza a utilizarse en ebanistería, confección de muebles, puertas y para hacer parquet. Fue Londres donde se empezaron a confeccionar estas tallas en madera de haya. El color de esta madera varía entre blanco anaranjado y rosado claro.

Por su dureza y por ser fácil de trabajar la madera de haya se ha convertido en una de las más utilizadas. Hace unos años solo se utilizaba para muebles infantiles y o de oficina, pero hoy día es muy utilizada para crear muebles de diseño debido a su facilidad de doblarse y moldearse. También cabe destacar que esta madera debe de ser muy bien tratada ya que en el proceso de secado corre riesgos de deformarse.

Hoy les contamos las propiedades y características de este árbol. Con él se pueden hacer las mejores puertas en madera y muebles. A continuación les exponemos 8 de las características de la madera de haya:

1-      Alta resistencia, principalmente a la fricción y la presión. Por ello en la antigüedad era utilizada en los carriles de las minas.

2-     Posibilidad de ser tratada con la mayoría de herramientas, gracias a su facilidad de moldear se adapta mejor.

3-     Es una madera que coge muy bien tanto el barnizado como el entintado.

4-     Es la mejor madera para hacer arcos por su facilidad al tornearla y doblarla.

5-     Más económica que otras maderas. Por ejemplo, de similares características que la madera de roble pero más barata.

6-     Madera de fibra recta y grano fino.